10 consejos para mejorar tus dotes de comunicación

10 consejos para mejorar tus dotes de comunicación

Todos tenemos una forma en la que nos comunicamos mejor. Hay personas que saben manejarse bien en un grupo y que saben cómo expresarse y dar su opinión libremente. Otras, sin embargo, pueden tener dificultades en este ámbito y, sin embargo, se comunican mejor de forma escrita. ¿Has valorado alguna vez cómo transmites tus emociones o pensamientos? ¿Tienes dificultades para hablar con gente? En este artículo encontrarás diez pautas básicas que te ayudarán a comunicarte de forma asertiva.

Diez consejos

1.- ¿Crees que eres capaz de decir que no? El control de las emociones es muy necesario para poder comunicarnos bien y conseguir que nuestro mensaje sea preciso. De esta forma, conseguiremos decir las cosas como son, sin avergonzarnos por lo que los demás podrían pensar.

2.- Ser empático es muy importante. Es decir, es la capacidad de saber identificarte con quien te habla, de ponerse en su situación y de tener la capacidad de compartir sus sentimientos. Esto hará que la comunicación sea coherente y relevante. ¿Has sentido alguna vez que no te escuchan “del todo” mientras estás hablando con alguien sobre algo importante? Precisamente estaba fallando este mismo punto.

3.- La actitud importa. Si quieres comunicarte bien, necesitarás tener un lenguaje corporal efectivo y utilizar preguntas abiertas que reafirmen si el mensaje es claro o no. Se recomienda apoyarse en la gesticulación para hacer llegar mejor el mensaje. Pero tiene que ser coherente con lo que se está diciendo.

4.- El tono, el volumen y la velocidad también son muy significativos. Hay personas que hablan de forma muy monótona o puede ser que su discurso sea casi inaudible. El esfuerzo aquí es doble. Un discurso eficaz y atractivo tiene un ritmo ondulante; hay giros, bromas y algo de suspense.

5.- Para comunicarte bien deberás tratar a todos tus oyentes por igual. No se deben mostrar favoritismos y no hablar de personas que no están presentes.

El humor

6.- Un poco de humor es siempre necesario. Apartar la negatividad y buscar lo positivo del mensaje, lo brillante o incluso lo surrealista. ¿Quién no querría escuchar una historia así?

7.- La inteligencia emocional ayuda a comunicarse mejor. De esta forma, podrás conocer cómo valorar y apreciar de manera justa y equilibrada tus emociones y las de los demás. Nada de dramas.

8.- Saber cómo resolver los conflictos nos hará mejores comunicadores. Ofrecer soluciones, proponer nuevas ideas, entender la esencia de lo que se está planteando para encontrar un camino diferente y una salida distinta. Precisamente, por esto es valiosa la comunicación asertiva, ayuda a encontrar una opinión valiosa y diferente en cada una de las personas.

9.- Si realmente quieres oponerte, o quejarte, ¡puedes hacerlo! Pero te recomendamos que antes analices qué sentimiento hay detrás de eso. ¿Vergüenza? ¿Dolor? ¿Rabia? ¿Miedo? ¿Hambre? Solo buscando en nuestras emociones más básicas entenderemos qué nos pasa y por qué nos comunicamos de esta forma. Quizá después de hacer este rápido análisis, tu comunicación cambia.

10.- Comparte tus sentimientos, exprésate, comunícate. Hazlo y encuentra la forma más sencilla.

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *