5 Consejos sobre alimentación saludable

5 Consejos sobre alimentación saludable

Los nutricionistas argumentan que la clave de una dieta equilibrada está en incorporar hábitos alimenticios saludables en el día a día. Este comportamiento ayuda a un óptimo mantenimiento del peso y, por ende, a una mejor calidad de vida, evitando problemas de salud derivados de la ingesta continuada de grasas, calorías e hidratos. Si te has propuesto cuidarte y deseas empezar cuando antes esta misión, a continuación compartimos contigo recomendaciones básicas para disfrutar de una alimentación sana que mejore tu bienestar.

El ritmo frenético del día a día en ocasiones impide prestar atención a lo realmente importante: la salud. Nuestro cuerpo envía señales claras que denotan que no lo estamos cuidando como deberíamos y la alimentación es un factor fundamental para disfrutar más y mejor de la vida.

Pero, si una dieta equilibrada es vital para nuestro organismo, ¿por qué nos cuesta tanto cuidar nuestra alimentación en el día a día? Comer sano es la hoja de ruta idónea para controlar el peso  y, lo más importante, el aliado para mejorar el funcionamiento de nuestro organismo.

Lejos de ser una máxima imposible, una alimentación más sana con elecciones equilibradas está a tu alcance. Pero, si te sientes un poco perdido en este cambio de hábitos alimenticios, despejamos tus dudas para que desde hoy comas mejor.

Tips para disfrutar de una alimentación sana y cuidada

#1 – Carne, pescado, huevos, fruta, verduras… ¡Lleva la variedad a tu mesa!

Si tus comidas siguen la fórmula «Sota, caballo, rey» imperando la monotonía, llegó el momento de cambiar el chip. Los especialistas indican que el organismo precisa de más de 40 nutrientes diferentes y todavía no existe un alimento todopoderoso capaz de incluirlos todos.

Es importante que en tu dieta domine la variedad de alimentos, desde frutas y verduras, productos frescos como carnes y pescados, así como huevos o lácteos. Haz tu elección pensando siempre en el equilibrio como máxima.

#2 – Incorpora los hidratos de carbono en tu dieta

Pan, pasta o arroz son alimentos que no pueden faltar en una dieta diseñada para comer sano. Estos alimentos ricos en hidratos de carbono, combinados equilibradamente con verduras y frutas, están ricos y además ayudan a controlar el peso. Ante tales argumentos, sobran los motivos para que a partir de hoy los incluyas en tus comidas.

#3 –  Toma frutas y verduras

Estos alimentos proporcionan nutrientes protectores, de ahí que los nutricionistas recomienden el consumo de 5 raciones diarias. La recomendación de los especialistas es la ingesta de un máximo de 600 gramos al día.

Además, hay diversidad de formas en las que consumir las verduras; al vapor, rebozadas y cocinadas con aceite de oliva virgen o al horno. ¿Y las frutas? Conviértelas en ricas brochetas, incorpóralas a un yogur o incluso, como es el caso de las manzanas, puedes hornearlas. Saludable y delicioso para el paladar.

#4 – Vigila tu peso y lleva una vida saludable

Una dieta equilibrada es el punto de partida para evitar enfermedades cardiovasculares y articulares, así como para el aliado clave para combatir el sobrepeso.

Además de comer variado, los alimentos sustitutivos se convierten en efectivos complementos para adelgazar de forma efectiva, controlada y sana. Un ejemplo son los batidos de diferentes sabores o las barritas ricas en proteínas disponibles en la web Herbaherbal.

En esta ecuación saludable el ejercicio diario es imprescindible para quemar calorías y ayudarte a sentirte mejor cada día. Mantente siempre activo y notarás lo bien que responde tu cuerpo.

#5 – Bebe mucha agua, consume pescado y carnes con poca grasa

La hidratación es fundamental para la vida. De hecho, los especialistas recomiendan que el ser humano debe beber al menor 1,5 litros de agua al día.

Por otra parte, el pescado también ha de encabezar tu dieta. Incorpora pescado azul – por ejemplo, atún, emperador, boquerón o bonito- en tus comidas, por lo menos 3 veces a la semana.

Con el objetivo de consumir la menor cantidad de grasa posible, apuesta por carnes como pollo, pavo, conejo o avestruz. Cuentas con infinidad de posibilidades para su elaboración y en todas ellas su sabor te sorprenderá.

Como consejo final, sé fiel a tus horarios de comidas, come sin prisa y masticando despacio los alimentos, sirviéndote raciones moderadas pero sin suprimir alimentos.

Con esta guía, ya tienes el punto de partida para comenzar a comer más sano y mejor. ¿Estás preparado?

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *