5 Razones para sentir dolor en las relaciones sexuales

5 Razones para sentir dolor en las relaciones sexuales

Hay dos motivos por las que las mujeres pueden gritar durante una relación. Una por placer y otra por dolor durante la penetración. El síndrome del vaginismo es un tipo de disfunción sexual que impide a la mujeres tener relaciones plenas satisfactorias. La vagina se contrae impidiendo el acto sexual.

Factores que favorecen el vaginismo

Por lo general, el síndrome de vaginismo está igualmente relacionado con conflictos psicológicos y con factores físicos. Los problemas emocionales debido a experiencias traumáticas del pasado pueden provocar la contracción de la vagina produciendo mucho dolor durante las relaciones sexuales. Otros motivos por los que se puede sentir dolor durante el coito son:

1. Sequedad vaginal: La falta de lubricación es uno de las principales causas por las que una mujer puede sentir dolor en sus relaciones. La vagina está diseñada para producir un flujo que facilita la penetración masculina. Cuando se carece de este flujo las relaciones resultan dolorosas.

2. Cicatrices del parto: Es lógico que tras una episiotomía o desgarro perineal la mujer sienta molestias para mantener relaciones completas. Por lo general, cuando las cicatrices desaparecen también lo hace el problema.

3.Candidiasis: La infección por el hongo Cándida no solo produce dolor durante el coito, sino que además, genera ardor, inflamación y escozor. La alteración del ph vaginal puede ser uno de los motivos por los que se puede desarrollar candidiasis vaginal. Normalmente, este problema se resuelve con un tratamiento a base de óvulos o cremas tópicas.

4. Vaginitis: Es una afección común que puede afectar a mujeres de todas las edades. Se trata de una inflamación en la vagina o en la vulva causada por una infección. Sin duda, esto puede llegar a producir el síndrome de vaginismo si no se cura adecuadamente.

5. Problemas psicológicos: Desgraciadamente muchas mujeres han pasado por experiencias que no han podido superar y que hacen que inconscientemente teman a la penetración (por ejemplo, violación o abusos sexuales). Una vida sexual sin temores es fundamental para poder disfrutar del sexo plenamente. En estos casos es imprescindible la ayuda de un psicólogo que pueda apoyar a la víctima en la superación de los miedos, la vergüenza e incluso del sentimiento de culpa que, a menudo, sienten estas mujeres.

La ayuda profesional

Sentir siempre dolor cuando se practica el sexo puede hacer que una mujer vaya rechazando las relaciones sexuales con su pareja de forma continua. Este hecho hará, sin duda, que aparezcan otro tipo de problemas sexuales de pareja. Lo mejor siempre es ponerse en manos de profesionales para tener una vida sexual plena y satisfactoria para ambas partes.

Nuestra salud física y emocional también depende de una vida sexual que nos satisfaga y nos llene. Muchas mujeres aún carecen de la suficiente educación sexual que las permita liberarse en la cama. Esta puede que, tal vez, sea la asignatura pendiente de una sociedad muy desarrollada en otras ámbitos, pero todavía muy arraigada en los tabús del sexo.

Los mitos sexuales se destruyen explorando sin pudor nuestro propio cuerpo. Conociendo que es lo que más nos excita y haciéndoselo saber a nuestra pareja.

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *