Los mejores paisajes de montaña de Extremadura

Los mejores paisajes de montaña de Extremadura

Extremadura es una comunidad autónoma que cuenta con un excelente patrimonio natural. De sur a norte, la cruzan bosques, lagos, montañas, ríos y reservas naturales que ofrecen rincones que merece la pena visitar para hacer turismo rural. 41.635 kilómetros cuadrados de superficie repartidos entre dos provincias, Cáceres y Badajoz, que se dividen a partes iguales la belleza de sus espacios medioambientales.

Los paisajes de montaña que vas a poder encontrar si te das un paseo por su geografía sorprenden por su gran riqueza. El norte de la comunidad, en tierras cacereñas donde se ubica el Valle del Jerte, es conocido por ser la zona en la que mayor superficie de rincones naturales existen.

En esta comarca natural, declarada bien de interés cultural desde 1973, tendrás la oportunidad de subir el Calvitero, el pico más alto de la región situado en la Sierra de Béjar. También te recomendamos que hagas una ruta por la Garganta de los Infiernos, una reserva natural que se comprende entre la Sierra de Tormantos, en la vertiente noroeste, la Sierra de Gredos, en la suroeste, y el río Jerte que es el que da nombre a este valle y también a la comarca.

Otros lugares increíbles donde obtener las mejores vistas de Extremadura

En esta zona te maravillarán los saltos de agua y las cascadas que se reparten por todos los rincones, así como Los Pilones, un lugar donde se ubican enormes marmitas de gigante. Otro de los puntos más conocidos de la Garganta de los Infiernos es el Chorrero de la Virgen, una cascada impresionante que podrás contemplar desde el Mirador del Chorrero.

Merece la pena que completes las diferentes rutas que se reparten por esta reserva natural y que disfrutes de sus máximas altitudes, que se encuentran en el Cerro del Estecillo y la Cuerda de los Infiernillos, que rodean a la Garganta de la Serrá, un antiguo valle glaciar.

Una región perfecta para el turismo rural

Por ser la más conocida, el Valle del Jerte no es la única reserva natural que se extiende por territorio extremeño. De hecho, la comunidad autónoma está considerada como una de las regiones con mayores atractivos para los amantes del turismo rural.

Tierra de conquistadores donde numerosos pueblos como los romanos dejaron su impronta que aún permanece viva, Extremadura es una zona rica en paisajes de montaña y espacios verdes donde podrás gozar del contacto directo con la naturaleza y respirar aire puro.

No dejes de pasar por el Monumento Natural Los Barruecos, declarado como tal en 1966, que se ubica en la penillanura cacereña, junto al término municipal de Malpartida. Podrás observar con asombro enormes bolos graníticos esculpidos por el agua y otros efectos erosivos, donde se encuentra una de las mayores colonias de cigüeñas de Europa.

Entre las recomendaciones que te brindamos no podemos dejar de mencionar la Comarca de Las Hurdes, un espacio bañado por los ríos Esperabán, Hurdano, Malvellido, Los Ángeles y Ladrillar; el Parque Natural de Cornalvo, al norte de Mérida, las Cuevas de Fuentes de León, en la provincia de Badajoz, o la Sierra de Gata, uno de los últimos paraísos vírgenes que quedan en España.

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *