¿Por qué instalar una piscina prefabricada en vez de una tradicional?

¿Por qué instalar una piscina prefabricada en vez de una tradicional?

Cuando te planteas disponer de una piscina fija, sólida y duradera la pregunta que siempre aparece es ¿son una opción las piscinas prefabricadas?

La respuesta es: por supuesto que sí. Hoy en día, la calidad de los materiales y la cantidad de diseños disponibles hacen de estas piscinas una opción muy inteligente para poder disponer de tu pequeño oasis particular.

Las claves de las piscinas prefabricadas

Si estás pensando en una piscina elevada, la sencillez de instalación que aporta una piscina de poliéster o PVC es tal respecto a una piscina de obra, que prácticamente no requiere argumentación. Por tanto dediquemos los esfuerzos a ver qué nos aportan este tipo de piscinas en instalaciones enterradas.

Vaya por delante, que ambos tipos de soluciones son muy aptas y te proporcionaran largos años de disfrute pero ciertos aspectos de las piscinas prefabricadas pueden suponerte una ventaja.

Rapidez, sencillez y coste de instalación

La principal diferencia cuando te embarcas en la obra de construcción de una piscina es que las prefabricadas, vienen hechas de fábrica como su propio nombre indica.

Esto puede parece una perogrullada pero cuando hablamos de piscinas de obra, hablamos de, además del foso, construir la piscina in situ. Esto requiere el llamado gunitado del hormigón en el mismo jardín. Es un proceso más largo y más sucio que la instalación de un vaso prefabricado.

Como conclusión también deducirás que una solución de este tipo requiere mucho menos tiempo.

Estamos hablando de que puedes disponer de tu piscina en un plazo de tres o cuatro días, lo cual no solo es un argumento a favor de su rápido disfrute. También es importante porque supone mucho menos tiempo de obras engorrosas en el jardín.

Todos los factores que implican menor tiempo se traducen en menor coste. Hablamos de que una piscina de este tipo puede llegar a costar un 20 % menos que una de obra.

Modelos y diseños

En una piscina de obra, tu imaginación es el límite en cuanto a tamaño, forma, profundidad, etc. Pero hoy en día, gracias a la calidad de los materiales y la mejora de los procesos de producción, puedes encontrar tal variedad en piscinas prefabricadas, que seguro que das con la opción perfecta para ti y los tuyos.

Adicionalmente puedes encontrarte con diseños que incluyen hidromasaje, cubierta integrada y según qué fabricantes te permitirán personalizar acabados como por ejemplo la ubicación de los focos.

Mantenimiento

Antiguamente se defendía que las piscinas de obra duraban más. Hoy en día, esta diferencia es casi inexistente.

La tolerancia de estos materiales a pequeños movimientos es muy superior ya que son flexibles. Esto permite a los fabricantes ofrecer garantías de estanqueidad de entre 10 y 20 años.

En el desafortunado caso de un movimiento de tierras, la reparación de una piscina de poliéster o PVC es muchísimo más sencilla y efectiva que la reparación de una grieta en una piscina de obra.

Otro punto a favor que vas a valorar muy positivamente, el que el poliéster evita mejor las adherencias de bacterias y microorganismos.

Como puedes ver, las piscinas prefabricadas sí son una opción y muy a tener en cuenta.

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *