¿No sabes aparcar bien? La protección contra rozaduras es tu solución

¿No sabes aparcar bien? La protección contra rozaduras es tu solución

¿Te has comprado un coche nuevo y lo miras a cada momento para ver si está en perfectas condiciones o si ya ha sufrido alguna rozadura? ¿Se te parte el alma cada vez que compruebas que has tocado sin querer un pilar al aparcar? En ocasiones no depende solo de tu destreza y puedes sufrir daños debido a terceros. Pero en otras ocasiones, una buena técnica al aparcar, así como colocar protecciones de seguridad en la entrada de nuestro garaje o en los pilares de nuestro parking, resultan fundamentales para evitar rozaduras y abolladuras que dañen la carrocería de tu vehículo.

Consejos para protegerte ante rozaduras y para aparcar bien

En Parkingfacil.es somos expertos en todo tipo de elementos relacionados con el aparcamiento, con la seguridad de tu vehículo, así como con la señalización y mobiliario urbano relacionado con el tráfico. En nuestro amplio catálogo encontrarás elementos tan importantes como todo tipo de protecciones para rozaduras, así como topes de estacionamiento o espejos parabólicos para facilita la visión.

No obstante, somos conscientes también de que puedes desarrollar una serie de habilidades, para evitar lastimar tu vehículo cuando tratas de aparcarlo. Por estos motivos te ofrecemos una serie de buenos consejos para aparcar que seguro te serán de gran ayuda.

Cómo aparcar correctamente en línea

A la hora de estacionar tu vehículo hay dos modos fundamentales. Uno es el aparcamiento en línea, es decir, colocarlo delante de un coche y detrás de otro. Este método es muy habitual en trazados urbanos y no tanto en zonas de parkings, aunque también puede haber algunas plazas de aparcamiento en las que sea necesario estacionar así.

Para aparcar correctamente en línea debes colocarte a la misma altura del vehículo delantero y a una distancia aproximada de un metro de él. Luego echarás marcha atrás e irás girando el volante hasta que por el espejo central veas el centro del vehículo trasero. A partir de ahí te detienes, giras el volante en dirección contraria y acabas con la maniobra de estacionamiento. Finalmente, solo quedaría intentar que sobre espacio tanto por delante como por detrás para que tanto tu vehículo como el resto de vehículos puedan salir con facilidad.

Aparcamiento en batería

El otro modo es el aparcamiento en batería, que suele ser el más habitual en todo tipo de parkings. Resulta una maniobra mucho más sencilla y en ella deberás colocarte delante del hueco que quieres ocupar, en posición perpendicular a los que ya están aparcados y a un metro de ellos. Además, tu parachoques debe coincidir con el del último vehículo aparcado antes del deseado espacio. Luego deberás girar la dirección hacia tu derecha e ir retrocediendo con cuidado, vigilando que no golpees al vehículo aparcado a la izquierda y enderezando la dirección a medida que vas entrando en el hueco.

Como puedes ver, las maniobras de aparcamiento son sencillas y universales, y puedes aprenderlas muy fácilmente. Sin embargo, a veces podemos cometer errores y dañar nuestro vehículo, si no contamos con protecciones antirozaduras.

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *