¿Qué luces led sirven para indoor?

¿Qué luces led sirven para indoor?

Desde un punto de vista técnico, cualquier luminaria con un grado de protección (estanqueidad) IP20 o superior, sería válida para una aplicación de interior. Sin embargo, hay muchos elementos que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir un tipo de luminaria o lámpara ideal para nuestra iluminación indoor, y en firmas como Nersolar.es tienen la solución.

Te explicaremos cuatro conceptos básicos de iluminación para elegir la luz perfecta en tu vivienda o negocio y ahorres energía con la tecnología LED:

Potencia o flujo luminoso

Se mide en lúmenes (lm) y nos indica la cantidad de luz que emite una fuente luminosa (lámpara o luminaria). No debemos confundir este concepto con la potencia medida en vatios (W), ya que esta última nos indica el consumo eléctrico de esa luminaria.

Nivel de iluminación

La unidad de iluminancia es el lux (lx). Nos indica la cantidad de luz que llega a la zona que queremos iluminar. Con este valor, podemos saber si se consiguen los niveles de iluminación adecuados. El nivel de luxes depende tanto del flujo luminoso de la luminaria como de su altura, así como de las características de la superficie o del local a iluminar.

Temperatura de color

Los grados Kelvin (°K) nos indican el tono de luz que emite la fuente luminosa: tonos cálidos o fríos. Con este dato, se nos permite elegir el tipo de ambiente que queremos crear en nuestro espacio interior. Menores temperaturas implican tonos más amarillos de luz, mientras que una luz de tono azul se corresponde con una temperatura de color alta. Estos valores suelen variar entre los 3.000 y los 6.500 °K.

Reproducción del color

El índice de reproducción cromática (IRC) de una luminaria sirve para medir en qué modo una fuente de luz artificial es capaz de reproducir el color de un objeto iluminado por ella. El valor varía en una escala de 0 a 100, considerando una mejor reproducción cromática cuanto más se acerque al máximo. La luz de una luminaria con un IRC alto imita a la luz día natural, consiguiendo unos valores de confort visual óptimos para las aplicaciones donde es básica una buena visibilidad de los colores, como son comercios o lugares de venta de productos.

Con estas herramientas en la mano y siendo conocedores de ellas, tenemos las guías necesarias para elegir nuestro producto NerLED® de interior adecuado:

Downlights, paneles o focos led para viviendas y oficinas:

Ideales para nuestra iluminación directa e indirecta, en una temperatura de color de 3.000 °K (blanco cálido) o 4.000 °K (blanco neutro). Buena eficiencia y poco consumo en nuestras estancias.

Proyectores de carril o Cardans para tiendas:

Iluminación de acento y bañado, que nos permitirá focalizar y dirigir la luz de manera precisa a nuestro producto. Temperatura de color cálida o neutra es ideal para esta aplicación, además, un CRI alto, nos permitirá sacar todo el potencial visual al producto que ponemos en el mercado.

Campanas o Proyectores para industria:

Grandes niveles de flujo luminoso y altas potencias nos permitirán alcanzar correctos niveles de iluminación en los espacios de trabajo, debido a las grandes alturas de techos que nos encontramos en este tipo de aplicaciones.

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *