Repelentes de animales electrónicos ¿Funcionan?

Repelentes de animales electrónicos ¿Funcionan?

Si tienes que enfrentarte a una plaga en el hogar, las opciones a manejar son amplias. Puedes recurrir a contratar un control de plagas o ser previsor y utilizar un repelente electrónico. A lo largo de esta entrada encontrarás información útil acerca de estos dispositivos.

¿Cómo funcionan?

A lo largo de los siglos, la humanidad ha buscado diferentes maneras de ahuyentar a los animales indeseados y la tecnología ha estado ahí para ayudar. En las últimas décadas los repelentes electrónicos se han ido introduciendo en nuestras casas, su objetivo es bien claro: eliminar o alejar plagas.

Estos dispositivos centran su acción en la emisión de determinadas frecuencias sónicas, imposibles de ser escuchadas por las personas, pero potencialmente mortales para plagas tanto de insectos como roedores, por citar algunas. Dichas frecuencias la mayoría de animales las encuentran desagradables. La respuesta a una exposición prolongada causa convulsiones, desorientación y, por último, hemorragia cerebral. Sin embargo, la teoría dice que los animales huyen antes de llegar a padecer tan fatales consecuencias. También existen repelentes que usan vibraciones o luces.

Al ser un dispositivo electrónico funcionan conectados a la red eléctrica y lo hacen de manera ininterrumpida. En los últimos años han aparecido versiones que son capaces de funcionar mediante conexión USB. Especial es el caso de los repelentes portátiles para mosquitos que se recargan en cualquier lugar donde haya un puerto USB y que cada día son más usados.

Tipos de repelentes

Según el animal, existen unos tipos u otros. La mayor diferencia entre estos es el método usado. Uno de los más destacados son los de roedores e insectos de uso doméstico. Conectados a la red eléctrica, son potentes y pueden llegar a cubrir más de 200 m2.

A la hora de enfrentarse a los mosquitos en especial, existen varias opciones portátiles, como pulseras a pilas o los cargados por USB antes mencionados. Pueden ser útiles para habitaciones y zonas pequeñas o para dar un corto paseo. Incluso existen repelentes para topos y roedores, una opción que usa vibraciones para tratar de mantenerlos a raya en tu jardín y se alimenta de energía solar.

¿Realmente funcionan?

Sin duda esta es la pregunta que puede haberte traído a esta entrada. Su funcionamiento muchas veces queda en entredicho, si nos atenemos a algunos estudios. Estos han demostrado que los sonidos pueden verse bloqueados por paredes y ver reducida su área de efecto. También en muchos casos los animales se han adaptado a los sonidos, que pueden no ser tan potentes como para resultar en un peligro mortal o una grave molestia. Por ejemplo, en el caso de las cucarachas la mayoría de las frecuencias utilizadas no parecían afectarlas.

Conclusión

En definitiva, los repelentes electrónicos pueden ser una solución parcial a un problema de plagas. Si bien algunos animales pueden ser alejados con el desempeño de estos dispositivos, plagas tan complejas de eliminar como son las cucarachas pueden no verse afectadas. A la hora de buscar una solución contundente para frenar una plaga, puede que lo mejor siga siendo recurrir a especialistas.

You Might Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *